Recuerdos, anécdotas, posters, vinilos, autógrafos, cada seguidor tiene su trofeo, cada fans su perla. Los que hace un tiempito que disfrutamos del Rock nacional desde la popu, y a veces desde una platea tantos recitales conservamos historias, que unidas, hacen nuestra vida junto a la música, los que compramos una entrada, los que nos colamos, los que de verdad y desde afuera... hacemos que el Rock, desde nuestro anonimato, siga vivo, y compartamos desde aquí, nuestra pasión y nuestro recuerdo.

domingo, 24 de febrero de 2013

Mi batería recargada

La batería que tenia en mi casa (ya les conté,fue un regalo de Tuky (escritor, humorista, músico, dibujante, actor, etc.) a mi cuñado, era un rejunte con cuerpos de diferente color, en parte roja, en parte marrón, con ese atigrado metalizado de la época y de distintas marcas, Osmar, Rex, etc.) Es un hecho que esa bata tiene mas historia que yo, en una época la deje en una sala de ensayo de unos amigos por Chacarita, en la calle Concepción Arenal, creo, (era una casa tomada en vías de demolición) a pocas cuadras de ahí vivía Black Amaya y era amigo de algunos de los que frecuentaban el lugar, así que iba seguido a tocarla; Otro que nos enseñaba ritmos y alguna vez nos pidió algún parche de repuesto, era Ruben Blois (RUBEN “Mosca” BLOISE: Estudió con J.C.Lícari, Horacio López, Junior Césari, Javier ”Manal” Martinez.Fue discípulo de percusión de Jorge Pemmoff. Horizonte, Afrocandombe, Mestizo, Bersuit Vergarabat, Botafogo y hasta Juan Carlos Cáceres figuran entre los grupos y artistas con los que tocó. Es docente de batería y percusión en toda clase de ritmos y estilos, especialmente afro y afroamericanos.Su experiencia, ductilidad y particular sonido personal, lo ubican entre los más versátiles percusionistas del medio musical porteño, según reza en la pagina de “La Cuerda – trío” http://www.lacuerdaweb.com/site.html ) tenia salas de ensayo al lado de mi casa y vivía allí en el barrio de Agronomía, y lo vi tocando en el glorioso B.A.Rock del 82´junto a Dr. Rock.
En esa misma sala dejaba un equipo de bajo "Decoud" con 2 columnas, los equipos se los compre a un flaco bajista (Paulo se llamaba) que vivía por Plaza Once, en Av. Pueyrredón y Corrientes, cuando llegamos a la dirección dada, era el famoso edificio al cual Baldomero Fernandez Moreno le dedico el poema "Setenta balcones y ninguna flor" sus equipos y batería estaban en una de las habitaciones con ventanales de vitreau en forma de arco que se ven desde la calle, allí intercambiamos ritmos con un chico del Colegio Luján de Villa Pueyrredón (el cual era nuestro contacto para la venta y días antes había estado en mi casa tocando con nosotros), se llama Sebastian Peycere, estudió con Carlos Riganti y luego formó Dulces 16, toco entre otros con John Scofield, Alex Acuña y Dennis Chambers, (es uno de los mejores bateros argentos que hay en la actualidad) ese equipo de bajo luego fue robado de esa sala y las columnas que me
quedaron del equipo, las utilicé en alguna época como patas de mi desvencijada cama de caña, hoy cortadas y pintadas de blanco son la cucha de mis perros.A Peycere me lo encontré dentro del vip del homenaje al Carpo en la Plaza de Paternal y le recordé parte de esta historia.

Edificio de Corrientes y Pueyrredón


Ruben Bloise

Sebastian Peyceré


Y como, una cosa lleva a la otra, a principio de este año desarmando el arbolito navideño que hice con mis propios ganchos hace mas de 20 años, me di cuenta que la base que lo sostiene es el pie plegable de uno de los charleston que tuvo esa bata, hoy la bata la tienen mis sobrinos, y yo, aun no aprendí a tocarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada